Formas Irregulares
La Forma es para la Música, no la Música para la Forma

Ningún compositor escribe música para satisfacer una Forma concreta, sino que elige una forma como un medio para conseguir su propósito.

Mucaas veces las aspiraciones del compositor superan las formas habituales, y las modifica-ciones son inevitables, para permitir toda la libertead expresiva necesaria. Unas veces estos cambios se basan en formas habituales, otras veces no guardan relación alguna, son los llamados poemas o música programática. Estos casos se pueden producir por incrementación, abrebiación, dislocación, amalgama de la forma básica más próxima.

1. Aumento de la forma regular.

  • Formas que incluyen una introducción, interludio o coda separada e independiente.
  • Formas que incluyen secciones en tutti o cadenzas solistas: conciertos.
  • Formas tan amplias que incluyen dos temas subordinados sucesivos, de igual importancia.
  • Formas sonatina que añaden al final una recurrencia al tema principal.

2.  Abreviación de la forma regular: omisión del Tema Principal después del Desarrollo, es decir, comenzar la recapitulación con el tema subordinado. Menos comunes son otras omisiones en la Recapitulación.

3. Dislocación de elementos temáticos: cualquier intercambio o alteración de la disposición esperada de los elementos. Normalmente ocurre en la Reespoxición, ya que en la Exposición se presenta el arreglo original.

4. Amalgama:

  • Sección en la que el Desarrollo se introduce en el Rondó, como sustituto de su Tema Sudordinado. Es decir, un Rondó (segunda o tercera forma) con una sección de Desarrollo.
  • Sonata-Allegro con una sección media muy desarrollada y con temática nueva (Episodio).